.

.

viernes, 6 de septiembre de 2019

Exposición “50 años que cambiaron el mundo del cine: del celuloide al vídeo"

En esta nueva exposición temporal se presenta una muestra de los cambios tecnológicos que ha sufrido el mundo del cine en los últimos 50 años, desde los pioneros y los profesionales hasta llegar a la popularización de las máquinas filmadoras y de proyección, al alcance de cualquier persona.
Durante los primeros 50 años de vida del cine, la producción de películas y reportajes estaba reservada a los profesionales y a algún autodidacta capaz de fabricar algún aparato.
Igual que con la fotografía, los fabricantes de equipos vieron la posibilidad de ampliar el mercado llegando a todos los consumidores: La economía de escala hizo el resto, abaratando el producto.

La exposición quiere dar a conocer este proceso.





Se inicia la muestra con una máquina de proyectar de 35 mm de pequeño tamaño,  que eran utilizadas básicamente en proyecciones realizadas en casetas de feria, cafés, en fiestas mayores y en entornos reducidos. Es una máquina construida aproximadamente en la década de los años 50 del siglo XX.




A continuación hay una colección de programas de mano de películas. Los años 50 vieron aparecer el fenómeno de los programas de cine, y aquí se incluyen algunos entregados en los cines de Graus. Era una forma muy potente de hacer propaganda y ayudar a que acudiera el publico a la siguiente sesión. 




Las películas de 16 mm fueron uno de los pasos más importantes para la popularización del cine. Empiezan a aparecer en el mercado las primeras filmadoras y proyectores que utilizaban este paso de película, aunque los precios todavía limitaban su uso. También los profesionales con poco presupuesto utilizaron este tipo de máquinas. En esta misma época aparece otro formato, El Pathe Baby, que todavía favorecía más a la divulgación del cine doméstico.




Las películas en formato 8 mm y S-8 mm, a continuación, fueron las aportaciones más populares del cine con cintas de celuloide al principio y posteriormente con soportes de plástico. Las cámaras y los proyectores se abarataron y entraron definitivamente en el ámbito familiar.



En paralelo con la evolución del cine, aparecieron las primeras máquinas de cine infantil, en múltiples formatos, desde los proyectores de “Cine NIC” hasta llegar a los proyectores contínuos tipo “Cine Exin”.




La irrupción del video con las cintas VHS, BETA y 2000, en el año 1978, aportaron la aparicón de las primeras cámaras domésticas de vídeo, caras, todavía muy aparatosas y con una calidad un tanto ajustada. No obstante en pocos años se van abaratando los precios y mejora la calidad rápidamente, sobre todo con la incorporación de nuevos formatos el Video 8 y similares.

El vídeo en Graus. Tanto “Pallás” como “Baldomera” pronto vieron las posibilidades que ofrecía esta tecnología. Con su ilusión recogieron multiples momentos de la vida de Graus, configurando el embrión de “TeleGraus”, que posteriormente se profesionalizá. Se conservan grabadoras de estos pioneros que se exponen.


El mundo del cine no puede funcionar sin los carteles, que anuncian las películas y atraen al espectador, ávido de emociones. Cada época ha tenido preferencia por diferentes temas… En las paredes superiores de las vitrinas, presentamos una muestra de carteles de gran formato.



También hay una zona dedicada a las películas rodadas y ambientadas en Graus y una serie de fotografías alusivas.

Las vitrinas de la entrada se han destinado a la presentación de un paquete de fotografiás originales que se exponían en los cines, acompañando a los carteles de gran formato. La pelicula escogida es un Spaghetti Western Joe Navidad que se rodó en España en el año 1967.



domingo, 7 de julio de 2019

Horario verano 2019


El museo permanecerá abierto desde el 7 de julio hasta el 15 de septiembre de miércoles a domingos de 11'30 a 14 y de 19 a 21 horas.

Entrada gratuita.

viernes, 3 de mayo de 2019

Edición El fogaril. Nº 50

Aquí tenéis el último número de la segunda etapa de El fogaril.
Con el número 50 damos por finalizado este segundo periodo de elaboración de la revista cultural realizada por el Museo de Historia y Tradición.
Esperamos que en posteriores años pueda retomarse esta interesante colección de vivencias, hechos, historias, costumbres,... de Graus.
Gracias a todos los colaboradores que han participado con sus textos durante estos 10 años.
Los contenidos de esta revista son:
-Textos en grausino: M'acordo cuasi de toz.
-Historias: El gran pescador.
-Contán cuentos: Pepité y Pepitona.
-Textos en grausino: Teatro-Cine Salamero.
-Cosas nuestras: El románico en nuestro municipio: Iglesia de Santa María de la Peña, en Grustán.
-Historia: La ermita de Monte Muro.
-Textos en grausino: Premio Esteban de Esmir.
-Enchugaldriús: Chuego de a pasá la calle.
Sirva esta última publicación como sencillo homenaje a los creadores de El fogaril en su primera etapa, Luisón de Fierro y Baldirón del Rac.

miércoles, 17 de abril de 2019

viernes, 29 de marzo de 2019

Exposición "Tonón de Baldomera. La mirada amiga" en Espacio Pirineos

Del 23 de marzo al 1 de junio de 2019 (de martes a sábado de 11 a 14 y de 17 a 20 horas).

“Tonón de Baldomera. La mirada amiga” es la exposición con la que se inaugura oficialmente la temporada 2019 en Espacio Pirineos. 

La exposición reúne más de doscientas fotografías, documentos y objetos que nos hablan de Graus y el siglo XX a través de la mirada de ‘Tonón de Baldomera’. Mucho de este material proviene del depósito y el archivo fotográfico del Museo de Historia y Tradición.

Antonio López Santolaria (Barcelona, 1904 – Graus, 1977) es, por su carisma, un hombre irrepetible. Hijo natural de José Trell, poderoso político y empresario local, Tonón vive una juventud nada convencional entre Graus, Barcelona y Huesca.

Los automóviles son su vida. Chauffeur pionero, dirige la compañía de transportes Alto Aragonesa entre el final de la Guerra y 1946, año en el que regresa definitivamente a Graus, y donde, entre otras ocupaciones, abre su propia agencia de taxis.

En Graus, Tonón se convierte en un auténtico motor de la vida social. En la botigueta de su casa se originan la rondalla e importantes innovaciones de la fiesta, como la incorporación de las mujeres en el dance o la recuperación de las albadas. También escribe romances en aragonés ribagorzano (su amado grausino), publicados en el Llibré de fiestas.

Los automóviles, el folklore local y el calor de la gente son facetas sin las que no puede entenderse la biografía de Tonón. La mirada cómplice evocada por su numerosa producción fotográfica sirve ahora de argumento para una exposición en la que puede seguirse el curso a medio siglo de historia de Graus, un tiempo y un lugar estrechamente ligados a su liderazgo.











domingo, 17 de marzo de 2019

Edición El fogaril. Nº 49

Ya puedes descargarte y consultar aquí la revista El fogaril número 49, con la Pastorada del Barrichós 2016 titulada "Esfurigoniá en las cosas del llugá".

 

lunes, 25 de febrero de 2019

Los museos etnológicos de Huesca se unen para salir del olvido y ganar visibilidad

Los once museos etnológicos del Alto Aragón se han unido en una sola voz con el objetivo de poner en marcha una serie de estrategias desde las que ganar visibilidad dentro y fuera de la provincia, elevar su número de visitantes y aumentar el volumen de ayudas económicas que reciben desde la administración, mínimas o nulas en la mayor parte de los casos.

Todos ellos quieren establecer puentes de unión para reivindicar la importancia de estos espacios, en cuyo interior se salvaguarda la indumentaria tradicional, las herramientas de antaño para las labores del campo, artículos de diferentes oficios perdidos y también juegos tradicionales y creencias que ponen de manifiesto la riqueza de la historia popular del Alto Aragón.

Para ganar presencia y buscar herramientas que les den impulso, estos centros están llevando a cabo una serie de reuniones en las que han puesto sobre la mesa sus problemas, carencias y necesidades más urgentes. El primero de estos encuentros, en el que se presentaron e intercambiaron experiencias, tuvo lugar el pasado mes de diciembre en Huesca, cita a la que siguió otra más en enero, en Sabiñánigo, a la que invitaron a Eugenio Monesma, director de la productora Pyrene, y a Fernando Blasco, director gerente de TUHuesca-Turismo de la provincia de Huesca. Y el pasado 11 de febrero se reunieron de nuevo en Sabiñánigo los representantes de estos espacios que quieren hacer extensible esta iniciativa a más centros de la provincia y a las diez comarcas de Huesca.

En concreto, a la propuesta se han sumado representantes del Museo del Traje de Ansó, del de Creencias y Religiosidad Popular de Abizanda, del de Juegos Tradicionales de Campo, del Museo de Historia y Tradición de Ribagorza, de Graus, y del Museo Etnológico de San Juan de Plan. También participan el Museo de Oficios y Artes Tradicionales de Aínsa además del Ángel Orensanz, de Sabiñánigo, el Museo Etnológico de Alquézar, el Museo Etnológico "Casa Mazo" de Hecho, el de Mas de Puybert y el Museo de Oficios Antiguos de Monegros, ubicado en Sena.